jueves, 27 de mayo de 2010

SUCESOS EN PLAZAS II


Me tragué hasta el último suspiro. Preferí estarme quieta sin ni tan siquiera parpadear, que hacer cualquier gesto delatador. Sabía que aún me encontraba en el foco de atención.
Cuando me cercioré que nadie me miraba, saque la aguja de punto de su nuca. Pensé en que la próxima vez, no podía asumir tantos riesgos.

6 comentarios:

  1. Agresivo, inteligente y mordaz comentario no exento de fina ironía. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. muchas gracias Pedro.....otro abrazo

    ResponderEliminar
  3. Mmm... tomamos la revancha de nuevo contra los banqueros? Espero que haya más partes de estos microrelatos, le estoy cogiendo el gusto a esto del estoque.

    ResponderEliminar
  4. bueno, además de los banqueros...podríamos tener otras víctimas, iguamente merecidas...¿qué se te ocurre?
    gracias por leerme, un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Te deseo un feliz verano, comento poco, sois muchos los que me tenéis atrapado con vuestras letras, pero os tengo siempre muy cerca de mi corazón.

    Hoy toca saludar a los que aman el verbo a los que disfrutan de las letras.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.

Datos personales

Mi foto
trasladar imágenes visuales y escritas